Prepare sus maletas y la ropa interior amarilla para recibir el Año Nuevo: Tradiciones venezolanas (Infografía)

Foto archivo.

Foto archivo.

En Venezuela, la llegada del Año Nuevo es todo un ritual, la familia se reúne para esperar el “cañonazo” y el Himno Nacional y los fuegos artificiales que suenan justo a las 12:00 de la medianoche, cuando acaba el 31 de diciembre y comienza el 1 de enero del próximo año.

Generalmente la reunión es en la casa materna, los hijos llevan a sus familias a esperar las 12:00 de la medianoche con los abuelos, y varias tradiciones se hacen para recibir al Año Nuevo.

Una de ellas es comer las doce uvas al son de cada campanada; la familia coloca doce uvas al lado de una copa de champaña de cada miembro de la familia para brindar por el Año Nuevo y cada uva es un deseo.

uvi

Foto archivo.

Otra tradición es la de usar estrictamente una ropa de estreno con ropa interior de color rojo o amarilla para atraer la buena suerte. Un billete de alta denominación en la mano para la abundancia y también salir a la puerta de la casa o pasear por la urbanización con una maleta para augurar buenos viajes en el año nuevo.

Entre otras creencias conocidas están el tomar un puñado de lentejas y tenerlas en la mano cuando llegue el nuevo año para tener prosperidad. Otros acostumbran a colocar dentro de la copa de champán un anillo de oro.

A esa hora se oye en algunas emisoras el poema “Las Uvas del Tiempo” del escritor venezolano Andrés Eloy Blanco, y canciones como “El Año Viejo” de Crescencio Salcedo y popularizado por Tony Camargo; “Faltan cinco pa’ las Doce” de Néstor Zavarce y “Año Nuevo” por la banda venezolana Billo’s Caracas Boys.

Luego viene la infaltable cena familiar en una mesa abundante de alimentos, hallacas, pernil horneado, ensalada de gallina, pan de jamón, pasticho de carne, y postres como dulce de lechosa, o de piña con manjar blanco; majarete, quesillo y el infaltable Ponche Crema, además del infaltable hervido de gallina.

Entre otras tradiciones está la de salir de la casa a desear el “feliz año” a los amigos y vecinos, y bailar hasta el amanecer.
Al pasar las doce siguen sonando fuegos artificiales hasta el día siguiente para celebrar estas fechas.

Origen del “cañonazo”

La llegada de “las 12” o el año nuevo, en Venezuela, principalmente en el centro del país, es llamada también “El Cañonazo” dado que antiguamente la llegada del 1 de enero era anunciada por el sonido de uno de los cañones del cuartel San Carlos, sonido que invadía la antigua Caracas anunciando a sus ciudadanos la llegada de un nuevo año.

Algunas personas suelen hacer un muñeco con trapos viejos, pólvora y gasolina (representando el año que concluye) que lo encienden a las 12 de la medianoche en lo que se llama la quema del Año viejo. Con ello se pretenden borrar los malos recuerdos dejados por el año viejo para recibir con alegría el año nuevo.

La gaita más escuchada ese día es “Año Viejo” de Betulio Medina y el conjunto Maracaibo 15, sus letras expresan el sentir venezolano de la navidad, con gaitas recibimos el año nuevo llenos de esperanzas y nuevos proyectos, con gaitas despedimos el año viejo con aire de nostalgia y cierto sentimiento triste que se disipa entre abrazos y brindis.

El año viejo pasó y se escucha su partida al compás de música y un “cañonazo” de pólvora que llamamos de la misma forma “año viejo”.

El año nuevo y año viejo son parte de nuestras tradiciones decembrinas poco antes de las 12 del 31 de diciembre, los venezolanos preparamos un ambiente maravilloso para augurar un nuevo año lleno de amor, felicidad, prosperidad y salud.

Fin de año

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á