Béisbol al día: Águilas, bailando con la más fea (Germán Novelli-Oliveros)

Germán Novelli-Oliveros

La fiesta de enero tiene sus seis invitados. Cardenales, Leones, y Magallanes (por clasificar en los primeros tres puestos) tendrán sus parques listos para comenzar la parranda, y esta semana se definen quienes serán los rivales de cada uno: Águilas, Tigres o Caribes.

La novena que dirige Lipso Nava tendrá que enfrentar en la primera serie de postemporada a uno de estos tres equipos punteros, y de inmediato salta la pregunta: ¿Cuál nos conviene más?

Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es que el béisbol no es una ciencia exacta, ni una cuenta matemática que siempre arroja un resultado inobjetable. Los partidos hay que jugarlos, y punto. Un equipo puede tener una mala racha, pero si en esta instancia lo acompañan la suerte y la inspiración, y logra ganar los partidos y llevarse la serie, no habrá apuesta o pronóstico que valga. En un deporte como el béisbol cualquier cosa puede pasar.

Enfrentar a Caracas o a Magallanes sería muy complicado para las Águilas. Son equipos con mucha tradición y tienen nóminas muy bien blindadas. Además, tanto felinos como bucaneros lograron ganar las series particulares ante los rapaces, y por mucho. Así que en la fiesta de las ‘poco agraciadas’, yo personalmente quisiera evitar bailar con cualquiera de estos dos conjuntos. Aunque es muy probable que nos toque.

La otra opción es Cardenales de Lara, equipo con el que jugaremos esta semana los dos últimos partidos que nos faltan para cerrar la temporada. Ante los pájaros rojos el escenario pinta diferente. Primero, la serie particular por ahora la estamos ganando 4 a 3 (pero no olvidemos que nos quedan esos dos partidos). En segundo lugar, estaríamos reeditando la final pasada, y últimamente al Zulia le va muy bien cuando enfrenta a los larenses. Finalmente, y creo que es muy importante este dato, Barquisimeto es la ciudad más cercana a Maracaibo, y esto es positivo porque para nadie es un secreto los contratiempos que el equipo ha tenido en sus viajes por el país.

Ganarle a Cardenales esta semana, o ganarle en la postemporada, no será fácil. Los lanzadores zulianos están obligados a hacer ajustes vitales en esta recta final, y los bates tienen que mantenerse a tono y seguir respondiendo como lo han hecho en los últimos encuentros. El receso navideño es largo para los rapaces, cinco días sin jugar, y esto pudiera ser bueno o malo. Todo queda ahora en las manos de Dios y de nuestro equipo. ¡A la carga! Tengan todos y todas, una muy Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo 2018. ¡Bendiciones!

 

Germán Novelli-Oliveros / @germannovelli

No olvides compartir en >>


á