El inusual regalo que un desertor norcoreano recibirá toda la vida

Oh Chung-sung, desertor norcoreano que huyó de su patria al país vecino, recibirá de por vida un suministro de bizcochos Choco Pie.

La empresa surcoreana Orion, que fabrica las pequeñas galletas con crema de malvavisco bañadas en chocolate, se percató de que le gustan mucho al soldado y ya envió 100 cajas de Choco Pie al centro médico donde Oh permanece hospitalizado, informa el diario surcoreano The Korea Herald.

Oh desertó de su puesto de guardia, en el lado norcoreano del Área de Seguridad Conjunta –una pequeña franja de tierra en la frontera entre las dos Coreas–, el 13 de noviembre. Durante la fuga hacia el lado sureño fue perseguido por sus camaradas, quienes le dispararon y propinaron varios balazos.

Los médicos surcoreanos le diagnosticaron síntomas de depresión, tuberculosis y hepatitis B. Además, le encontraron parásitos que midieron más de 25 centímetros. Al recuperarse, el soldado dijo al personal médico del hospital que quería unas galletas Choco Pie.

Las galletas Choco Pie, ¿un elemento de cambio en la sociedad norcoreana?
La empresa surcoreana fabricante de Orion asegura que su gesto no es un acto de publicidad, sino “un regalo de bienvenida para Oh, quien llegó a Corea del Sur tras pasar por muchas penurias”. Ha prometido abastecer al soldado norcoreano con su popular producto a lo largo de toda su vida.

En Corea del Norte, las Choco Pie se convirtieron en un símbolo de la prosperidad del país vecino. Se hicieron populares durante el funcionamiento del complejo industrial Kaesong, clausurado en 2013, único lugar en el país donde obreros norcoreanos han trabajado para empresas surcoreanas.

Actualidad RT

No olvides compartir en >>


á