Los papeles de Mancho: ¿Sabías de que el famoso Dr. Portillo era un taco en Algebra y Matemáticas?

El doctor Jesús María Portillo, nació en Maracaibo, estado Zulia, el 1 de diciembre de 1844. Fue periodista, abogado, juez, educador, escritor, ensayista y político. Se caracterizó en su momento por ser el primer parlamentario zuliano que pidió para las regiones una ley de asignaciones especiales. Se desempeñó como rector del Colegio Federal donde curso estudios de derecho y fue uno de los fundadores del liceo Baralt, ministro del Interior, juez nacional de Hacienda, pero no todo eran las letras, también se destacaba en matemáticas y álgebra.

Fue el primer zuliano condecorado con la Orden del Libertador. Jesús María Portillo fue el escritor que más ocupó las páginas de la prensa con motivo al centenario del natalicio de nuestro máximo héroe regional, Rafael Urdaneta. Entre sus obras más resaltantes está la descripción de la cultura de Maracaibo en el siglo XIX. Murió el 11 de julio de 1889 a los 45 años y tuvo capilla ardiente durante tres días. Su entierro estuvo abarrotado por una multitud que lo acompañó hasta su última morada.
Su nombre fue utilizado para bautizar una de las principales y más concurridas calles de Maracaibo, la 78 Dr. Portillo.

El inventor de la tinta indeleble fue el pionero en elaborar bebidas gaseosas y las pastas dentífricas con flúor.
Ramiro Antonio Finol Ortega, científico de renombre a nivel nacional. Desde 1921, se desempeña como ayudante y preparador del laboratorio de Química de la antigua oficina central de Sanidad Nacional. Flamante profesor de Química, preparador del laboratorio de Química, Mineralogía y Geología del Liceo Baralt de Maracaibo. Su mayor logro fue el haber inventado la tinta indeleble, la misma que se ha usado en todos los procesos electorales desde 1947 y fue uno de los primeros en elaborar bebidas gaseosas en el país, creando la recordada bebida La Insuperable. Además, fue pionero en la fabricación de pastas dentífricas con la adición de flúor,
En su honor, desde 1976, la Biblioteca de la Escuela de Química de la Facultad Experimental de Ciencias de la Universidad del Zulia lleva su nombre, Ramiro Antonio Finol Ortega.

Los Sastres que cosen para famosos y no tan famosos
Para ser sastre hay que tener paciencia y gusto. Hay que hacer la prenda con gusto. Actualmente, lo que más demanda tiene son los pantalones.

En la calle Venezuela, frente al Monumento de la Virgen, en el casco central de Maracaibo, está la sastrería “Farándula”. Se llama así porque su dueño y fundador, Fidias Sillie, además de ser un sastre que cose hasta para la clientela más famosa también es compositor y se atribuye el tema “Lloró y Lloró” que interpreta Pastor López. Desde 1960, Sillie abrió su sastrería y desde allí ha tenido varias sedes, entre las que menciona una frente a la iglesia Santa Bárbara y otra cerca de la Cañada Morillo. “He hecho trajes para Nelson Henríquez, Pastor López, Carángano, Los Reyes, Los Auténticos”, Desde su sastrería, relata cómo es su doble profesión sastre-músico y asegura que ha compuesto temas para Los Másters, Los Auténticos y Pastor López. “Compuse el tema “Lloró y lloró”, la canta Pastor López y Los Reyes.

Cerca de “Farándula”, justo en la calle Carabobo, está la sastrería “Astro”, fundada por Luis Zambrano, quien también es sastre de los famosos. “Le hago las camisas guayaberas a Argenis Carruyo. Le hago chalecos a los cantantes de Guaco, “A Volcal Song, cuando comenzó, le hacíamos los trajes A Vos Veis, el grupo zuliano.

De dónde proviene llamar ‘escaño’ al lugar que ocupa un parlamentario en la Cámara?
El término ‘escaño’ proviene del latín ‘scamnum’, que era el nombre que recibía en la Antigua Roma el banco de gran tamaño y con respaldo en el que se sentaban juntas varias personas que normalmente tenían en común ideas e intereses). Este tipo de bancos solían estar en los foros públicos y senado, por lo que no se tardó en relacionar el nombre del asiento o escaño con el puesto que ocupaba un representante en él.

Con el paso del tiempo la mayoría de parlamentos cambiaron los bancos en los que se sentaban varios representantes políticos por butacones individuales, pero a pesar de ello se continuó llamando escaño e incluso es muy habitual que se utilice el término ‘bancada’ al conjunto de parlamentarios de un mismo grupo político.

Germán Hernández
[email protected] / @pregoneszuliano @manchogh

No olvides compartir en >>


á