Ni uvas ni ropa interior amarilla: El ritual que el mánager aguilucho Lispo Nava no pela para Año Nuevo

 

Lipso Nava pasará Año Nuevo en Maracaibo con sus padres. Foto: Mysol Fuentes

El venezolano es muy arraigado a las tradiciones. La gaita, por ejemplo, es el himno de las festividades decembrinas.

Precisamente para despedir el Año Viejo, los venezolanos emplean ciertos rituales con el fin de dejar atrás lo negativo del año que pasó y atraer la prosperidad, salud, amor y buenas energías para el año por venir.

Comer doce uvas antes de las 12 de la media noche, dar la vuelta a la manzana con maletas en mano o usar ropa interior amarrilla para llamar las riquezas son algunas de las cábalas más populares en Venezuela.

Algunos, como el mánager de las Águilas del Zulia, Lipso Nava, tiene un ritual que ¡no pela! para estas fechas.

El aguilucho la tiene clarita: “meternos 20 ‘dolaritos’ en los zapatos, o 5 o 10, hasta un dólar y eso nos trae suerte”, le contó a NAD en el último partido de las Águilas en la temporada regular.

El humor no falta cuando Nava habla: “Ahorita está como difícil la celebración, que si las 12 uvas, no hay uvas por ningún lado, que si la champaña tampoco, entonces lo que hacemos en meternos 20 ‘dolaritos’ en los zapatos, o 5 o 10 a hasta un dólar y eso nos trae suerte”.

“Ah y agarrar las maleticas pa’ seguir viajando”, añadió.

Noche familiar y de agradecimiento

Eso sí, Lipso lo pasa en familia. Aunque está la mayor parte de su tiempo en Estados Unidos, por sus compromisos con el béisbol de las Grandes Ligas, el zuliano intenta pasar la Noche Vieja con sus padres, en Maracaibo. Incluso en la casa de la familia Nava la noche del 31 es de doble celebración pues el padre del estratega emplumado cumple ese día. Hoy arriba a los 81 años.

“Lo primero es estar en familia. Compartir con mis viejos que ya tienen 80 años. Mi papá cumple años el 31 y lo que intento es tratar de compartir con él. No es una persona efusiva, es más reservado, le gusta su espacio”, comentó.

“También compartir con mi mamá, con mi tía, con mi esposa y mis niñas. Lo paso (Año Nuevo) aquí en Maracaibo por ellos, por mis padres. Aunque no vivamos acá todo el año porque ya hacemos vida en el exterior pero siempre queremos regresar a nuestra tierra y compartir con nuestros familiares”.

¿Y qué pide Lipso Nava para el próximo año?

Una sola palabra espera el mánager naranja que lo acompañe el venidero año y todos los demás por venir: salud.

“Salud, espero salud, con eso lo hago todo. Ya tengo el control de lo demás porque sé que tomo el tiempo para trabajar, para mejorar, para leer y seguir creciendo como profesional. Ya tengo mi contrato, mis metas a corto y largo plazo y ojalá Dios me siga dando salud para seguir manageando este equipo (Águilas) y en el exterior y seguir escalando puestos para próximamente, si Dios lo permite, ser Grandes Ligas en otras áreas”.

Este 2017, Lipso Nava guió a las Águilas del Zulia en la conquista de su sexto campeonato y el primero luego de 17 años. Precisamente en el anterior cetro, en la temporada 1999-2000, Nava defendía los colores zulianos como infielder.

¿Y tú, ya sabes con qué ritual te despedirás de este año?

Lipso Nava en el nido rapaz. Foto: Mysol Fuentes.

Andrea Seña//Noticia al Día

Fotos: Mysol Fuentes

No olvides compartir en >>


á