Un Old Parr gratis (Josué Carrillo)

Josué Carrillo

 

Venía  a las 7 y pico am por San Miguel. Había pasado El Turff. Frente a Centro 99 hay siempre un olor a humo de carros viejos y fritangas. De pronto, mi paladar se inunda, mi lengua, mi boca toda, mi nariz experimentan una extrañísima sensación: siento un delicioso trago de Old Parr 18 años. El sabor me embarga. Un aroma evapora en mis sentidos. El cuerpo en cada nervio en cada músculo experimenta la reacción maravillosa de un buen escocés. Me turbo. Hace ya tanto que no tomo bebidas tan aburguesadas por las razones obvias. Esta experiencia me sacudió. Algo anda mal en mi cabeza. Por lo pronto, disfrutaré mis tragos gratis. No puedo decir que lo imaginé. Fue real. Como cuando sentía erecciones caprichosas e intempestivas a los 14 años. Como esos orgasmos que cuentan las mujeres les sobrevienen en ascensores, buses o al sentir un perfume. Tampoco fue esa mariquera que llaman Déjà vu. Creamos mejor que fue una evocación sensorial ¡salud!. Josué Carrillo

No olvides compartir en >>


á