Un día como hoy Leonardo Da Vinci probó por primera vez una de sus máquinas voladoras

Sin lugar a dudas, uno de los personajes que más talento y disciplinas ha dominado a lo largo de la Historia ha sido Leonardo da Vinci, considerado por unos como un genio incomprendido y por otros como un hombre adelantado varios siglos a su tiempo.

Famoso por la cuantiosa y valiosa obra pictórica que realizó, entre los que se encuentran el famoso cuadro de La Gioconda (Museo del Louvre) o el mural de La Última Cena (en el convento de Santa Maria delle Grazie), Da Vinci también tuvo un gran sueño que a la vez se convirtió en una de sus mayores frustraciones: poder volar.

De ahí que entre sus múltiples inventos y diseños de ingeniería también consten varias maquinas para volar. Siendo un niño estaba convencido que la prodigiosa habilidad que tenían los pájaros para volar se debía a la disposición de las plumas en las alas y la forma de éstas, de ahí que los primeros bocetos fuese la de un ‘hombre-pájaro’.

Posteriormente, el genio florentino fue mejorándolos, creando sofisticados artilugios que, para la época, eran impensables, pero que hoy en día, con los avances que existen, se ha podido comprobar que no servirían para poder levantase ni un solo palmo del suelo, pero que han servido de base diversos diseños posteriores.

Según consta en múltiples fuentes, el 3 de enero de 1496 Leonardo da Vinci probó por primera vez una de sus máquinas voladoras, pero como es sobradamente conocido no logró cumplir su sueño de infancia de sobrevolar los cielos de su querida Florencia.

Agencias/Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á